Agroecología


Los productos ecológicos aportan un valor añadido incuestionable para nuestra salud, para nuestro paladar y para el medio ambiente. Además, representan una oportunidad única como punta de lanza en el cambio del modelo de consumo. Sin embargo, repetir nuestras costumbres de forma mecánica y simplemente sustituir unos productos por otros libres de pesticidas y aditivos sigue sin ser sostenible ni ético. Hay que ir un paso más allá. Y es aquí donde entra en juego el término “agroecológico”, que engloba a aquellas producciones que, además de estar libres de químicos, tienen la virtud de proceder de productores locales, siendo comercializadas en circuitos cortos, asegurando la soberanía alimentaria y la dignidad de las manos que las elaboran.